Like
Follow by Email
Facebook
Facebook
PINTEREST
PINTEREST
INSTAGRAM

Empieza a meditar: tips eficaces para principiantes

Si te haz hecho alguna de las siguientes preguntas y por alguna razón has seguido de largo a la primer duda, sigue leyendo

Quieres meditar? 

Te haces el firme propósito de meditar y no lo consigues? 

Piensas que es muy difícil?

Empiezas a meditar y a los pocos minutos renuncias?

Estos útiles tips te ayudarán a guiarte y formarte el hábito desde cero.

*Empieza con pocos minutos

Es normal estar entusiasmados por empezar en algo tan beneficioso como lo es meditar, pero para que nuestra emoción no muera al primer intento, comenzaremos con pocos minutos, se puede pensar que poco tiempo no sirve de nada, pero empezar con 5 minutos diarios puede darle un cambio importante a nuestras vidas.

Que suene tu alarma

Como estamos tratando de establecer exitosamente el hábito de la meditación les recomiendo poner la alarma como ya les mencioné hay que empezar con pocos minutos, entonces ponemos la alarma para que suene al tiempo que hemos establecido, así tendremos la real sensación de un inicio y un final marcado para nuestro nuevo hábito.

Encuentra un lugar

Que mejor que adaptar un lugar bellamente decorado y acondicionado para la meditación, un cuarto designado exclusivamente para ello pero sino podemos adecuar un cuarto en especial, podemos establecer un rincón en alguna habitación, puede ser cualquier lugar que te resulte agradable, buena temperatura, sin ruidos, sin distracciones, excepto la cama, no uses la cama por favor!

Revisa tu postura

Observa que estes sentado de manera cómoda, en un cojín, manta o banco, la meditación no es una tortura, siéntate en una superficie acolchonada, ojos cerrados, con la columna vertebral lo mas derecha posible, energéticamente es importante mantenernos erguidos y en el momento que nos demos cuenta que nos encorvamos o agachamos la cabeza hay que rectificar la postura y corregirla.

Solo respira 

En las tradiciones budistas se centra la atención en la respiración al igual que en el mindfulness, el objeto de la meditación la centraremos en la respiración, el ir y venir del aire entrando y del aire saliendo opor la nariz y la calidad e intensidad de la misma, manteniendo la boca cerrada.

Que el ánimo no decaiga, si fallas una vez, sigue intentándolo, es normal carecer de concentración al inicio, sentir todo tipo de incomodidades pero volver a intentarlo una y otra vez es la base del éxito para establecer el hábito y por supuesto mantener una práctica regular y constante.

No desistas en el camino de la meditación.

Namaste

Escuchalo tambien en Spotify:

    Escuchalo en Google Podcasts:

    https://www.google.com/podcasts?feed=aHR0cHM6Ly9hbmNob3IuZm0vcy81OGJiZTRjL3BvZGNhc3QvcnNz

     

    Mindfulness. Apaga el piloto automático y comienza a vivir a plenitud

    Like
    Follow by Email
    Facebook
    Facebook
    PINTEREST
    PINTEREST
    INSTAGRAM
    Categorías: Blog

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Te gusta mi blog? Comparte :)