Like
Follow by Email
Facebook
Facebook
PINTEREST
PINTEREST
INSTAGRAM

Elevemos nuestra vibración.

Ya lo dijo Einstein la energía no se crea ni se destruye sólo se transforma, y como tal debemos ser conscientes de lo que decimos, pensamos y hacemos, los pensamientos son energía, si y vaya que lo son, por si no lo habíamos notado, nosotros somos energía en movimiento!.

En los antiguos textos sagrados indios llamados Vedas se habla del término bija que significa semilla, hago referencia a esto ya que se refiere al origen, la semilla para realizar determinada acción es precisamente un pensamiento o lo que es lo mismo la acción mental, de la acción mental, seguimos a la acción verbal o a la acción física, por ello es importante la calidad de nuestros pensamientos, a que le dedicamos tiempo, en que enfocamos nuestra mente, de las semillas que hoy sembremos en nuestra mente  y consciencia dependerá en gran medida la calidad de nuestra vida y nuestro nivel de vibración.

Suelo mucho hablar de la energía, siempre me escucharán decir que somos energía y que es importante que nuestra energía sume y que no reste.

En lo personal tener presente esto me ha ayudado en muchos aspectos, y me ha ha encauzado hacia las acciones positivas, sobre todo cuando me he llegado a molestar o a sentir tristeza, vuelvo al centro y retomo el camino positivo.

No somos víctimas, ni estamos en este mundo para quejarnos de todo cuanto pasa a nuestro alrededor,  me toca ver muy frecuentemente personas que se molestan y se quejan hasta del sol, y otras cosas mas insignificantes, para mi es un claro ejemplo de baja vibración, si solo nos quejamos y no aportamos vibraciones positivas, es necesario analizar que clase de vida llevamos.

La energía se contagia y la energía no miente, la gente a nuestro alrededor la percibe, podemos sentirlo, cuantas veces nos ha tocado estar cerca de personas que traen cargas negativas? Cuantas veces te has dado cuenta que eres tú el negativo?

A medida que nuestro nivel de consciencia cambia y se eleva, nuestra energía sube, se convierte en energía positiva y por consecuencia inevitable nuestra vida se hace mas feliz, la tristeza desaparece, la alegría y el gozo se hacen presentes.

El primer paso como en casi todo, es reconocer, reconozcamos por qué estamos estancados en la negatividad, desde cuándo y que aporta a nuestra vida.

Algunos métodos para elevar nuestra vibración:

Meditación 

Practicar la gratitud

Ser compasivo

Yoga

Baños de sol

Caminar descalzo

Baños en el mar

Contacto con la naturaleza

Desapego

Evitar programas violentos

Deshazte de ropa y cosas viejas

Comer saludable

Recuerda que lo que salga de ti regresará a ti de la misma forma, si emites energía positiva, la misma regresará a ti.

Y es tan bonito ver por ahí gente feliz, que contagia.

Que todos los seres sean felices.

Namaste.

Like
Follow by Email
Facebook
Facebook
PINTEREST
PINTEREST
INSTAGRAM
Categorías: Blog

1 comentario

Patricia Gardo · julio 26, 2019 a las 2:17 pm

Me encantaria ser más positiva y a su vez transmitir a los demas esa energía me causa un impotencia ver a gente triste y no poder ayudarla como me gustaría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te gusta mi blog? Comparte :)