Like
Follow by Email
Facebook
Facebook
PINTEREST
PINTEREST
INSTAGRAM

No vayas al Taj Mahal en viernes.

Ni se te ocurra visitarlo este día.

Ok ok, ya lo había sabido por Marta una viajera española que tiene una  página padrisima, peroo para las conspiraciones del universo, llegué India un jueves por la mañana, lo primero que sentí es, por fin!!   que emoción!! ya llegué!! pasé a migración, con un poco de nervios por el visado, pero no hubo problema y de ahí a las salidas ya iba yo preguntando a unas personas como irme del aeropuerto de Indira Gandhi a Agra.

No quería perder tiempo para seguir con mi aventura, así una persona de la oficina de turismo del aeropuerto me dijo que podía ir en autobus local, llegué a la estación y me puse a buscar donde subirme o como funcionaba, yo no sabía nada y nadie me entendía, ahí nadie sabía inglés, hasta que dì con un jovencito y me dijo a señas donde estaba el bus, luego se me acercó un chofer y me llevo hasta la puerta del autobus viejo, entendí que ese era, pero no había nadie en èl y pues me subí y luego fueron subiendo mas y mas personas, hasta que nos fuimos, creí que llegaríamos en poco tiempo, pero tan solo salir de Delhi me pareció largo, nos parábamos en todos lados y en ninguno y hasta hubo una parada para comer, pensé estos si que saben que a uno le da hambre.

Ya a medio camino pagué el pasaje, ya había oscurecido, le dije al cobrador que me dijera donde bajarme cerca del Taj Mahal, había reservado un hotel cerca de la puerta sur y de repente me dice ya ya bájate aquí jaja, ahí en medio de nada, en una calle con tuk tuks, me bajé y tomé uno al hotel,  me dieron un cuarto grande con cama cómoda no me puedo quejar y pregunté donde comprar agua y comida, la persona de recepción me dijo a señas que subiera las escaleras. Uff, que bien tienen restaurante, pensé,  ya estaba cansada, con hambre y sed, pedí arroz, curry, agua y una especie de ensalada y me fui a dormir.

Amanecí en Agra en un bendito viernes y pues como dije anteriormente, nunca, nunca, nunca se te ocurra visitar el Taj Mahal en viernes; ya que es el día que cierran, así que si planeas visitarlo programa bien tus días, sabiendo esto, tranquilamente me fui a visitar el  Fuerte Rojo.

Fuerte Rojo

El fuerte Rojo es una fortaleza hermosa, nombrada patrimonio de la Humanidad, adentro hay varios edificios muy bellos, construidos para distintos usos, unos como Palacios, otros como edificios militares, administrativos y religiosos.

Mezquita de las Joyas

El Fuerte es una visita obligada en Agra, está hecho en arenisca roja (de ahí viene su nombre) y sus murallas miden 2,5 kms. de largo y 20 metros de alto,  hay amplios jardines por los cuales se pueden apreciar a infinidad de monos correr y jugar, casi convivir con la gente.

Parte de su importancia  reside en que fue en él donde se recluyó al emperador  Sha Jahan tras la muerte de su amada esposa, Mumtaz Mahal. Desde sus ventanas el gobernante pasó sus últimos años mirando el lugar de descanso de su mujer, al otro lado del río Yamuna.

Así viví mi segundo día en India todo estuvo bien, muy tranquilo, justo lo que quería para irme aclimatando y acostumbrando al cambio de horario, tomé mil fotos y la gente local como es su costumbre les resultas curioso,  se tomaban foto conmigo, me daba un poco de vergüenza al principio, ya después me acustumbré.

Sábado. me levante a las 5 para ir ahora si a mi ansiado Taj Mahal y como ya lo había escuchado, antes de llegar a la entrada se me acercaban los guías, a todos le dije no, e insistían un poco pero después se iban, llegué a las taquillas y ya había mucha gente, ay no, pensé que seria de las primeras personas en estar ahí, pero noo, entonces otro guía se me acercó y tras negociar, me fue a comprar el boleto mientras yo me formaba para entrar, él me dejo en la fila de las mujeres indias y no me di cuenta, hasta que pasaron varios minutos, yo era la única extranjera en esa fila, ahí estaba yo rodeada de coloridos saris y sin entender una sola palabra de lo que hablaban y en las filas de la derecha ahí si estaban los extranjeros pero pensé, ya no me voy a salir de aquí ya hay mas de 100 indias atrás de mi, mientras íbamos avanzando, un hombre de afuera se me acerco y me dijo esa no es tu fila, y yo fingí no entenderle jaja.

Entrando al Taj Mahal

Llegando a la entrada ya me esperaba mi guía, dar un paso adentro fue maravilloso, es el lugar más espectacular que he visitado, ya quería ir rápido cual caballo desbocado a  tocar su bello mármol blanco, era el momento justo de la salida del sol, tomé fotos hermosas, y el guía me tomó otras en muy buenos ángulos ellos se las saben a a la perfección, pude tomar muy buenas fotos sin mucha gente,  todo es bello espectacular, grandioso, no dejaba de impresionarme como un hombre en nombre de la devoción y amor por su esposa pudo construir semejante mausoleo.

Taj

Si, el emperador mogol Shah Jahan, mandó construir este famoso mausoleo a mediados del siglo XVII en recuerdo de su amada esposa Mumtaz Mahal, fallecida durante el parto de su decimocuarto hijo, una niña llamada Gauharara Begum, tuvo otras tres esposas pero su favorita fue Mumtaz.

Taj quiere decir corona en persa y Mahal se refiere al nombre de la amada esposa del emperador. Es a merito propio una obra maestra de arte mongol que combina tanto elementos de las arquitecturas islámica,​ persa, india e incluso turca, también fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1983.

Veamos un poco de arquitectura; aunque el mausoleo es el edificio más emblemático, el Taj Mahal no se trata de una sola construcción, sino de todo un complejo de grandes dimensiones. Son cinco elementos principales que lo componen, La puerta o entrada principal, La Mezquita, El Jawab, El jardín y obviamente El Mausoleo.

Rodeando al recinto hay una alta muralla de arenisca roja con una monumental puerta de entrada en el sur por la que se accede a un inmenso patio, con un estanque de mármol en el centro que refleja los edificios, produciendo un efecto adicional de simetría. Cada sección del jardín está dividida por senderos, con un estanque central de mármol a medio camino entre la entrada y el mausoleo.

A cada lado del mausoleo se hallan dos edificios complementarios hechos de arenisca roja, una mezquita y el jawab (literalmente significa respuesta) que fuera usado como hospedaje para invitados de honor.

Esta maravilla de la arquitectura está construida con mármol blanco y se dice que fue transportado por cientos de elefantes y bueyes desde las canteras de Makrana, situadas a más de trescientos kilómetros de distancia, y su construcción duró alrededor de 22 años.

La sensación de estar dentro de este bello lugar es indescriptible, realmente quede maravillada, y eso que apenas comenzaba mi larga aventura en mi amada India…

Leer mas: India el sueño de todo practicante de yoga

 

 

 

Like
Follow by Email
Facebook
Facebook
PINTEREST
PINTEREST
INSTAGRAM
Categorías: Blog

2 commentarios

Idalia ramon · julio 22, 2018 a las 5:40 pm

Me encanto!.
Gracias glenda parra por darnos a conocer parte de tu maravilloso recorrido por india y sobre todo por ayudarnos a imaginar que estamos ahi!.

    Glenda · agosto 11, 2018 a las 1:59 pm

    Idalita ya te imagino comprando sarees y accesorios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te gusta mi blog? Comparte :)